Maravillosamente ignorantes (por partida doble)

12 11 2011

Desde hace unos años Machu Picchu es considerada una maravilla mundial.

De ratificarse la denominación del Río Amazonas como maravilla natural, el Perú contaría con dos.

Lo cierto es que las votaciones promovidas por la New 7 Wonders no crean maravillas, a penas las nombran como tales. Hay miles de maravillas en el mundo más maravillosas que las siete escogidas. Dése una vuelta y nos dará la razón.

Nos invade una suerte de apesadumbramiento (no el hecho de contar con dos maravillas oficiales)  saber que los peruanos nos ponemos la pilas al momento de votar en concursos de este tipo pero que también votamos y elegimos como congresista  a quienes están detrás de las dragas que matan la Amazonía.

Publicación de El Comercio

¿Cuántos sabemos qué fue exactamente Machu Picchu (acaso nos importa)? ¿Cuántos repudiamos las atrocidades que ahora mismo se cometen en contra la selva de Madre de Dios? Es una vergüenza que seamos tan pocos.

El Grupo Inkaterra impulsa un esfuerzo heroico desde hace décadas en favor de la conservación de la naturaleza en Tambopata ¿Qué piensa su director, J. Koechlin de las dragas mineras en los ríos que sus viajeros vienen a disfrutar? ¿Qué lleva a un grupo de electores a votar por un innombrable como A.R.?

Ya lo ha dicho con somera claridad el premiado publicista Flavio Pantigoso en su columna del pasado jueves En defensa de la marca Perú. En lugar de festejar el Grand Prix y mostrando una humildad digna de imitarse, no teme aguar la fiesta:

[La marca Perú] es una idea viva en la mente del mundo y, como cualquier marca, si la enriquecemos, crecerá; si la boicoteamos, indefetiblemente se resentirá (…) nos adentramos hacia Madre de Dios, el encanto cede paso a la lacerante visión de la destrucción militante de nuestra selva (…) Miles de hectáreas siendo arrasadas con total impunidad por bulldozers (…) La reserva de Tambopata ultrajada (…) ante nuestra casi absoluta indiferencia. Y esa es la verdadera tragedia. CADA ARBOL TALADO, ESPECIE EXTINGUIDA, CULTURA DEVASTADA ES UNA PUÑALADA A LA MARCA PERU, QUE NO SE SUBSANA CON CLICS ‘PARA QUE EL RIO AMAZONAS SEA MARAVILLA DEL MUNDO’.

Ya en julio de este año, Robby Ralston,  otro encumbrado publicista había hecho referencia a las declaraciones del agudo observador y director de Métrica Julio Luque; “El largo camino entre la identidad y la imagen” (ver Coitus Interuptus).  Luque, como Pantigoso, les aguó la fiesta hace unos meses.  Señaló que el Perú oficial maneja la Identidad, pues es emisor de contenidos como “ser un país con dos maravillas del mundo”. Pero la Imagen es un elemento que vive en la mente del receptor, fuera del control del emisor. En palabras de Ralston; ahora tenemos una Identidad de Marca espectacular, ¡pero nuestra Imagen sigue siendo muy mala! Y no por la publicidad ni por los logos, sino por la realidad misma de nuestro país al que le faltan arreglar muchos temas internos.

Esa realidad es la que aflora en los Aduviris que arruinaron el turismo en Puno para el 2011 y quién sabe cuántos años más, es el mercurio y las dragas en la zona de amortiguamiento de Tambopata. Afortunadamente, todavía hay peruanos que se niegan a aceptar esa realidad y proponen una distinta y mejor, como la de Rainforest Expeditions, por ejemplo.

Resulta insultante un representante del pueblo del tipo Come Oro que se empeña en perpetuar una imagen como la de la  foto, pero es un acto de suprema ceguera  creer que esa misma Amazonía (de continuar su devastasión) es una maravilla. Si lograr maravillas en concursos (falsa realidad) mientras devastamos la realidad de los hechos (el ecosistema) nos deja tranquilos, entonces es preferible perder todos esos concursos. Y perderlos por goleada. No ganar significa no crear una falsa representación de la realidad y ello nos arrancará la venda de los ojos y caeremos en cuenta de lo que estamos perdiendo en la realidad real.

‘Y Machu Picchu ¿Acaso tiene usted la menor idea de qué fue Machu Picchu?

Interésese, lea, viaje. Opte por Colán en vez de Varadero y separe un par de días para admirar al Señor de Sipán y la Dama de Cao, remonte los andes centrales y conozca la selva de Junín, vaya al Lago Titicaca, y si es limeño y no tiene plata ni tiempo explore el templo oracular de Pachacamac o el Museo Larco. Pero hágalo. Lleve a sus hijos.

De lo contrario seguiremos siendo maravillosos. Maravillosamente ignorantes.





Pincha Unuyoc: el agua entre Choquequirao y Machu Picchu

28 07 2010

La cultura de preservación del agua que hoy intentamos instaurar

dista mucho de la noción del agua como elemento ritual en el

mundo andino

Vista desde el "spa"

PERU; país de las maravillas

(In the Wonderland of Peru*)

El Perú tiene la naturaleza de un Lovemark; un país de ensueño, misterioso, que repleta los sentidos y despierta una conexión íntima en el viajero que se dispone a conocerlo de verdad.

Los 100 años desde la llegada de Bingham a Machu Picchu se cumplen dentro de muy poco y hasta ahora es tema de discusión la función de este enigmático lugar. ¿Qué era Machu Picchu?

De Sartiges dio a conocer Choquequirao 67 años antes que Machu Picchu apareciera en las primeras planas y hoy sabemos inclusive menos de esta otra maravilla. ¿Qué era Choquequirao?

El Perú es un camino, afirmó Antonello Gerbi. Podríamos agregar que es un camino misterioso y nuestro deber y placer es recorrerlo.

Andén de acceso a Pincha Unuyoc

Hermanas sagradas

Choquequirao y Machu Picchu; una noción muy difundida las llama “Hermanas Sagradas”. Así les dicen pues comparten locaciones espectaculares muy por encima de ríos tan profundos como sagrados. El Apurímac rompe la cordillera en un voluntarioso afán de avance(1) a los pies de Choquequirao y es el afluente más remoto del Amazonas; el río más grande del mundo. El Urubamba arrastra peñones muy por debajo de Machu Picchu y se une al Apurímac para formar el Ucayali, al norte del Cusco, que también aporta sus aguas al Amazonas. Machu Picchu y Choquequirao están enclavadas en las faldas de Apus cuyas nieves derretidas saciaron la sed de sus antiguos habitantes. El agua es aquí un elemento vital, mágico y religioso y las bellísimas fuentes que adornan y sirven las llactas así lo demuestran.

En Choquequirao La Casa de la Caída de Agua o La Casa del Inca Provincial  tiene como ante sala una fuente ritual. Las aguas de esta fuente provienen de la quebrada de Chunchumayo, la misma que desciende desde la nívea cumbre del Corihuayrachina “Donde se ventea el oro“. El Inca entonces tenía el privilegio de gozar del agua que el  Apu le proveía de sus alturas. Como si fuera poco, el agua que terminaba de fluir por las fuentes de la Casa se apresura hacia las profundidades del cañón y da al Apurímac. “Apu-rímac”, es decir Principal Hablador(2); se trataría entonces de la sede de uno de los más importantes oráculos andinos(3). Hablar o sea decir o predecir. Al otro lado de la sobrecogedora garganta de roca, frente a Choquequirao, una hermosa catarata deja caer a tumbos sus aguas cristalinas. De este lado, el canal que une los sectores Urin (bajo) y Hanan (alto) parece querer imitarla en menor dimensión, a escala humana. Heráclito notó que “A la naturaleza le gusta esconderse”; los incas construyeron obras que se mimetizan en su entorno, que se esconden en y como la naturaleza  y así lograron comprenderla.

Catarata frente a Choquequirao

Canal de agua principal en Choquequirao

En Machu Picchu las fuentes rituales son muy numerosas y se sirven del majestuoso Salkantay . El agua como elemento indispensable para la vida encuentra aquí el más hermoso agradecimiento por parte del hombre, quien se sirve de ella. El agua es “mimada” en Machu Picchu y en todo el recorrido del famoso Camino Inca que conduce a la llacta. No es casualidad que el número de fuentes vaya en aumento; son menos en Patallacta, muchas más en Wiñay Wayna hasta llegar a Machu Picchu. En palabras del experimentado R. Frost, el camino es una ruta de purificación que encuentra su clímax llegando a la “ciudad perdida”. La geografía sacra alrededor de Machu Picchu no puede ignorarse; rodeada en tres de sus cuatro lados por el río sagrado de los incas, el Urubamba (a esta altura llamado también Vilcanota) parece una isla en medio de la Cordillera. Por el sur en cambio, Machu Picchu es resguardada por su Apu tutelar, el mágico “Salvaje”, “Indómito” que eso es salkantay en quechua. La geografía sagrada de los Andes es la tésis central  del Dr. Johan Reinhard. Fue este experto montañista quien acompañara  al experimentado escalador arequipeño Miguel “Miki” Zárate,   descubridor de la famosa Dama de Ampato o “Momia Juanita”. “Johan” = “Juan” = “Juanita”.

Choquequirao y Machu Picchu dominan vistas sobrecogedoras y como dijo un experto “sus arquitecturas – a diferencia de las estructuras modernas que están impuestas sobre la tierra- parecen aflorar de ella como una roca sagrada, como una huanca o más bien como una flor de kantu, como parte de la naturaleza misma”.

Choquequirao no es un segundo Machu Picchu

El viajero se preguntará ¿qué separa a Choquequirao de Machu Picchu?

Desde una perspectiva histórica, las separan una o dos generaciones; recordemos que es un hecho histórico que Machu Picchu se hizo durante el gobierno de Pachacútec y aún se discute si fue su hijo Túpac Yupanqui o bien su nieto Huayna Cápac quien ordenó construir Choquequirao.

Desde el punto de vista geográfico las separan Los ríos profundos de Arguedas, gigantescas quebradas que le roban el último aliento al caminante sólo para devolvérselo mientras levanta una apacheta en honor a las cumbres que las coronan. Son 100 largos, diríamos inmortalizantes kilómetros que deben recorrerse a pie para unir estas maravillas. Es imposible  salir indemne de este viaje(4). La geografía trastoca,  conmueve, humaniza…peruaniza. Las moles nevadas que deben rodearse por sus pases más benévolos despiertan en el viajero sensaciones contradictorias; por un lado lo doblegan de humildad y al mismo tiempo lo sublevan al repletarlo de orgullo por el pasado de esta tierra y de los hombres -sus ancestros- que sabiamente la habitaron.

En la etapa final del recorrido, 6 días a pie detrás de Choquequirao y a un día de camino de Machu Picchu está el poblado de Colpapampa. La carretera que parte de Santa Teresa (camino a convertirse en un segundo Aguas Calientes o “tourist trap”) termina justo donde estaban los  baños termales -destruídos por la trocha- que más de una vez disfrutamos. Le llaman progreso. Machu Picchu y su entorno son auténticas  joyas que los peruanos debemos aprender a apreciar y cuidar. Sin embargo, el avance desorganizado del falso desarrollo hará de un lugar soñado otro lugar arruinado.

Relajo andino en una locación remota

 

En cambio, en la parte inicial del recorrido, a un día de camino hacia el nor este de Choquequirao se mantienen intactas las estructuras de Pincha Unuyoc. ¿Qué era este lugar?

Etimológicamente, el término podría ser interpretado como “Lugar donde brilla el agua”. Pinchiy quiere decir relucir o brillar, unu es agua y el sufijo  yoq señala “con” o “lugar donde”.

Viajera en el "spa"; agua fría y cristalina, una sensación de relajo y logro

“Es un spa andino” ha señalado el renombrado arquitecto y explorador Vincent R. Lee. Resulta increíble que estudiosos extranjeros hayan publicado más literatura ciéntifica respecto de Choquequirao y su entorno que los expertos peruanos. ¿Cómo valorar lo que tenemos si no sabemos que existe? Muchos arqueólogos del Cusco han escrito obras extraordinarias pero su difusión es demasiado limitada. El INC, Promperú y el Ejecutivo a través del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo están obligados a difundir estas obras en formatos accesibles de alta calidad, en quechua como en castellano. Dado que esto último no sucede, los expertos deben aprovechar las tecnologías de la información y publicar masiva (y gratuitamente) en internet. Esta es una obligación tanto moral como científica.

Pincha Unuyoc y los trabajos arqueológicos hace unos años

Lee señala que “el camino conducente a Pincha Unuyoc trepa  hacia el oeste de Choquequirao, penetrando el bosque por encima de barrancos que se precipitan 2000 metros hacia el Apurímac. En medio de la floresta y aprovechando el único curso de agua aparecen parte de las edificaciones. En realidad son mucho mayor de lo que aparentan, comprenden 52 niveles (…) El agua se distribuía através de un canal vertical proveniente de una cueva hacia cuatro canales horizontales. El área irrigada mide más de una hectárea”(5).

Pincha Unuyoc: Lugar donde brilla el agua

Imponentes portadas de doble jamba le indican al viajero que está frente a un recinto de categoría.

Doble jamba; el enlucido bermellón debió hacerlo ver más impresionante

Pincha Unuyoc fue sin duda una locación restringida de privilegio y los nichos de doble jamba al interior de esta construcción son una prueba adicional de lo que afirmamos.

Nichos de doble jamba al interior del recinto

Lo mismo sucede con el gran nicho trapezoidal, también de doble jamba y del tamaño de un hombre ubicado en los niveles inferiores. Habiendo consultado con los reconocidos doctores Paz y Samanez**, Lee no ha demorado en indicar que la impresión que se tiene es la de un spa de relajación de alto estatus rodeado de lo que pudo haber sido un jardín vertical de plantas exóticas u ornamentales.

¡Que refinamiento! Y todo esto a más de 3 días de camino de Cachora o de Huanipaca (los accesos más conocidos a Choquequirao).

Expedición a Pincha Unuyoc

Estos remotos restos arqueológicos esperan ansiosos sólo al viajero más aventurero y físicamente preparado. Llegar hasta Choquequirao es una Odisea para la inmensa mayoría de los pocos que se atreven a retar los desniveles del Cañón del Apurímac. Ir más allá es impensable para casi todos.

Pincha Unuyoc está a 4 horas de arduo camino hacia el oeste de Choque; hay que subir y bajar. “Ahí no más” como dice Chocano.

Si bien el camino más marcado es el que sube detrás de las grandes andenerías de Choquequirao, preferimos trepar al abra que conduce a Pincha Unuyoc siguiendo el pequeño camino que bordea el canal de agua ubicado encima del sector Alto (Hanan) de la llacta.

Desde el abra se aprecia una vista alucinante del valle de Huanipaca y en primer plano el ushnu de Choquequirao. La vista es solo superada por la del cañón del Río Blanco o Yuracmayo que fluye hacia el Apurímac.

Una vez en Pincha Unuyoc el viajero podrá relajarse en medio de la más inhóspita cordillera; hacia el norte y a unos 700 metros por encima del nivel del río está Maizal, en camino a las Minas Victoria y Yanama, en dirección a Machu Picchu. Pase la noche en Pincha Unuyoc e imagine el mundo Inca reviviendo su devoción por el agua. Tome muchas fotos y no deje huella alguna de su visita. Al día siguiente continúe a Machu Picchu o retorne a Choquequirao. Recoja la basura que encuentre y llévela consigo hasta el pueblo más cercano.

Sabrá entonces que todo hombre es un descubridor.

Cuéntenos aquí la historia de su expedición.

Colpapampa: los baños termales antes de la carretera

Colpapampa se moderniza: la trocha que borró los baños. Dicen que serán reconstruidos.

* Título del artículo de H. Bingham en National Geographic Magazine de 1913

** “No se ha hallado evidencia arqueológica contundente (que compruebe que sea un spa)” comunicación personal, Arq. Samanez

(1) Ciro Alegría; La serpiente de oro

(2) Rodolfo Cerrón-Palomino; Onomástica Andina

(3) Marco Curatola; Los oráculos en el mundo andino

(4) Lorenzo Silva; Viajes escritos y escritos viajeros

(5) Vincent Lee; Inca Choqek’iraw





Andanzas por el Atuén

15 02 2009

Chachapoyas es la capital del departamento de Amazonas y  es un Cusco del norte. Que el Amazonas no nos lleve a pensar que se trata de una ciudad en la selva. Está a 2300 msnm, una altura amable. Sierra es sierra y en la sombra hace frío y en el sol calor. Desde aquí se pueden armar salidas, excursiones y expediciones para conocer los alrededores. Los antiguos Chachapoya casi no fueron conquistados por los Incas y al viajero le sorprenderá encontrar, además de la arquitectura colonial (en la ciudad misma) y la arquitectura inca (en Cochabamba, por ejemplo) la arquitectura típicamente Chacha. Estructuras circulares, frisos de piedra y ubicaciones insólitas son característicos de los emplazamientos chachapoya.

Imprescindible. A pesar de no haber sido concebido como una "guía", sino como un monumental estudio de los Chachapoya, la obra de la Dra. Schjellerup detalla rutas remotas conectando tambos, pueblos antiguos y restos arqueológicos. El viajero se debe tomarseel tiempo de revisarlo. El estudio del recorrido que a continuación describimos figura a partir de la página 264. Pueden consultarlo gratuitamente en la Biblioteca Nacional, o en la del IFEA. Háganlo.

La Dra. Schjhellerup, arqueóloga y antropóloga danesa y autoridad mundial en la materia sostiene que “Entre los siglos IX y XV, la etnia Chachapoya desarrolló su propia organización socio-política y estableció poderosos curacazgos (…) con construcciones monumentales. La mayoría de  los asentamientos están ubicados en posiciones estratégicas, cimas de las montañas, sobre las rutas de comunicacióm, a lo largo de los cursos de los ríos y en los fondos de los valles.” [Los valles olvidados, The National Museum of Denmark, Etnographic Monographs, No.1]  Aún hoy se sabe relativamente poco de la cultura Chachapoya, hay mucho por descubrir. Esta zona es una invitación directa al viajero.

casona3

Las Dos Rosas; preciosa casona de los Zubiate.

casona

Los propietarios son una familia muy gentil. Toqué la puerta y me mostraron su casa.

casona2

Otra casona. Esta funciona como hotel.

moroso

A su manera, Chachapoyas todavía guarda el encanto de un pueblo

adp

Aeropuertos del Perú (AdP) tiene pistas nuevas y aeropuertos renovados por todo el país. "Sólo" falta que se genere la demanda suficiente para que los operadores aéreos encuentren este destino rentable.

bus

Mientras tanto, GH Bus es una gran alternativa. Salen de Chiclayo, sortean regalos entre los pasajeros (gané un reloj de pared) y siguen hasta Tarapoto. Para ir a Chacha se hace la conexión en Pedro Ruiz.

poderosocautivo

Todo viaje comienza aquí. El paradero de Chachapoyas es un lugar lleno de información útil para el viajero. La inpuntualidad en las llegadas (y salidas) es la oportunidad ideal para recabar datos sobre distancias, climas, lugares, gentes.

Leymebamba; A sólo 3 horas de Chachapoyas, ya habíamos estado aquí un par de veces. El Prishi y el Shine son mis grandes amigos lemichos y me han guiado por los alrededores (cada vez más lejos) de su pueblo. Por alrededores se entiende i) excursiones a lugares cercanos como La Congona (medio día o “half day”) y ii) expediciones de aquellas (entre 4 y 7 días). Así conocimos la Laguna de los Cóndores y en otra expedición Tajopampa, La Petaca, Diablo Wasi y Atuén. A este circuito me referiré en lo que sigue.

Día 1: < Leymebamba> Tajopampa – La Petaca <Tajopampa >

Resumen: Habiendo salido de Leyme a las 9am y descansado una hora en el trayecto, llegamos al tambo de Tajopampa cerca de las 2pm. Este tramo es fácil de caminar.

casonaleyme

Sinecio "El Shine" Garro es sin duda uno de los mejores guías de Leymebamba. Siempre de buen humor, siempre muy informado. sineciogg@yahoo.es

casonaleymeinterior

El patio central de La Casona de Leymebamba. Los hermanos Nelly y Julio Zumaeta son grandes cocineros y mejores anfitriones. http://www.lacasonadeleymebamba.com

leyme

Encantadora lemicha en pueblo encantador

caminoalmuseo

Camino al museo. La gestión integral del patrimonio cultural tiene como punto de partida la "apropiación" del patrimonio por parte del pueblo. Esto es lo que se ha logrado en Leyme; la gente es muy orgullosa de su pasado y del lugar donde este se exhibe. La gestión cultural en Leymebamba ha rescatado el antiguo camino de a pie y el viajero puede llegar al museo a caballo o caminando. De esta manera, la experiencia del museo se extiende a la ruta que lo conecta con el pueblo y así lo incorpora en la puesta en valor de su patrimonio cultural.

leymbe2

Los lemichos han rescatado el mensaje de los mallquis y el viajero se imagina regresar a casa con al menos una de estas obras.

museo

El Centro Mallqui Museo de Leymebamba, es una iniciativa cultural de los propios lemichos gestada por reconocidas autoridades en la materia (las Dras. Guillén y Von Hagen) e impulsada por capitales extranjeros. http://museoleymebamba.org/ley_index_en.htm

Pasando el museo el camino se bifurca. Por la izquierda son casi 40kms (entre 8 y 11 horas) hasta la Laguna de los Cóndores, lugar al que fuimos más de una vez. Nos fuimos por la derecha a Tajompampa (4 horas).

Atuencañon

Cañón hacia Tajopampa. Los trabajos corresponden a la carretera, que ya debe estar lista. Felizmente pasé por allá como los antiguos.

Tajotambo

Acerca de Tajopampa, Schjellerup sostiene "El sitio arqueológico está situado entre Cochabamba y Leimebamba, en una meseta abierta a una altura de 2860msnm". Este antiguo tambo será nuestra posada en las siguientes dos noches.

tajotambo2

Tajopampa ha sido un tambo desde hace siglos. La base de piedra de la columna muestra un diseño chachapoya. El fotógrafo y gran conocedor de la zona Keith Muscutt ha retratado muchos restos arqueológicos de esta cultura. Su libro, Warriors of the Clouds es un joya etnológica. http://www.chachapoyas.com

Dejamos las cosas en el tambo y salimos a caminar hacia el acantilado de La Petaca (40 minutos). De lejos sólo se ve la pared de roca gigantesca, de cerca se reconoce el inusual cementerio prehispánico.

petacaShine

Shine frente a La Petaca

petaca

Mausoleos colgando del acantilado. En la parte inferior derecha se ven dos figuras...

petaca3

...son el decapitador y su víctima. Las ¨cabezas trofeo¨son una larga tradición ritual en las culturas del Perú antiguo.

Regresamos al Tambo Tajopampa a descansar…

Día 2: <Tajopampa> La Boveda – Diablo Wasi – La Joya <Tajopampa>

Resumen: Salimos de Tajo a las 7:30am por una subida de mediana dificultad y a las 8:40 ya estábamos en Bóveda (3365msnm). Luego bajamos hacia el acantilado y vimos Diablo Wasi a las 10:00 (3240msnm). Despúes se sigue bajando hasta el Río Malpaso, 10:45 (3200msnm) y se trepa hasta la Estancia Diego López 11:34 (3455msnm). Llegamos a Casa Abandonada 12:15pm (3195msnm) y almorzamos hasta la 1:00. Seguimos a La Joya, donde nos quedamos hasta las 2:45. Finalmente, la bajada de regreso hasta Tajopampa a donde llegamos a las 3:45. En total este circuito de día completo nos tomó 7 horas 50 minutos, una salida algo exigente que le permite al viajero un vistazo general de toda el área. Sólo después de este recorrido pude ubicarme bien en la zona.

tajopamparecorrido

Este circuito de paisajes increíbles recorre los montes alrededor del tambo pasando por varios restos arqueológicos

tajotamboLUZ

Tajopampa amaneció con muy buena luz. Hay tele, buena cocina y un par de focos alimentados por el panel solar.

tajopampaalrededor

Las montañas alrededor del Tambo Tajopampa revelan su estratégica ubicación

cabaña

Cabaña entre La Bóveda y Diablo Wasi

boveda

(2) La Boveda nos recuerda a Moray. ¿Obra Chachapoya o Inca?

diablowasi

(3) Diablo Wasi.- Estos mausoleos, como los de La Petaca, parecen estar suspendidos en el acantilado.

diablowasi2

Mausoleo cavado en la roca viva

diablowasi3

Seguramente han sido huaqueados, pero tendría que haber sido gente preparada. No veo otra forma de llegar a los mausoleos que no sea descolgándose desde la cima del precipicio. ¿Cómo los habrían construido?

estanciaDiegoLopez

(4) Estancia Diego Lopez, camino a La Joya

casita

"Casa Abandonada": aquí almorzamos

LaJoya

(5) La Joya.- Se dice que abarca un área mayor a la de Kuélap

porallaregresamo

Vista desde La Joya.- Sinecio le señala la ruta de regreso a uno de los caminantes: ¨Subimos por las montañas oscuras de la derecha... allí está El Cabildo. Desde Cabildo se ve la Laguna La Sierpe, a orillas de esta laguna se encuentra el tambo de Atuén. Al día siguiente bajamos por este valle para salir al Cañón de Tajopampa que vimos ayer.¨

LaMorada

Acerca de este otro valle, Sinecio cuenta ¨Por este se va a La Morada, son dos días de camino¨. Había leído acerca de este lugar, un pueblo verdaderamente remoto. Lo dejamos para otra vez.

gringa

(6) Mirador: justo al medio de la toma se ve Tambo Tajopampa desde donde salimos. Ya completamos la vuelta, sólo faltaba bajar al río y volver a subir hasta la planicie donde está la cabaña.

Día 3: <Tajopampa> El Cabildo – La Sierpe – <Atuén>

Resumen: Salimos 8:15am, pasamos la Bóveda (hasta aquí la subida es la misma de ayer), seguimos subiendo hasta Malpaso (otro lugar que también se llama igual al de ayer) a 3450msnm y bajamos al Río Malpaso (más arriba del punto en que lo cruzamos ayer, a 3360msnm alrededor de las 10:00). Volvimos a subir, esta vez al Abra Timbambo (3400msnm) en donde paramos a descansar a las 11:11. Seguimos subiendo un poco más hasta El Cabildo (3510msnm) desde donde vimos la laguna La Sierpe y el pueblo de Atuén al que bajamos en 25 minutos. La caminata de hoy fue complicada, 6 horas, cuatro subidas medio largas y varias bajadas.

 

ShineSaliendo

Preparando las cargas en Tajopampa. Al fondo se ve el acantilado de La Petaca. La ubicación de los mausoleos tiene un claro sentido ritual, la altura posibilita la ¨mirada protectora de los mallquis¨. Por otro lado, también es un punto que se mantiene casi permanentemente a la sombra. La escasa exposición directa a la luz permite la conservación de los fardos funerarios.

ShineCaballo

Parada en el camino

ShineSierpe

La Sierpe vista desde Cabildo.- Los pases entre las montañas de atrás conducen a la laguna mágica de Vira-Vira.

yoAtuen

Tambo Atuén.- ubicado a los pies de la laguna La Sierpe

sierpe

La Sierpe.- aún se aprecia el muro antiguo que sirvió para represar sus aguas. La figura de la serpiente con la boca abierta destaca por su nitidez.

bañosInca

Las fuentes del Inca.- Aquí se cuenta el ritual de Huayna Cápac. La morfología de La Sierpe le daba un carácter sagrado al agua que era utilizada en la fuente.

bano

Se aprecia el nicho inca de forma trapezoidal

banoShine2

Se accede al interior por la escalera empedrada cavada en el suelo. Al fondo otro nicho trapezoidal.

banandose

Algunos aprovecharon la fuente

Continuamos el camino entre las casitas de Atuén. En una de ellas vive Sinilce. El apellido Añazco es célebre en esta zona. Su padre fundó ¨Añazco Pueblo¨, con el cual se comunica por radio.

SinilceAñazco

Sinilce Añazco

Día 4: <Atuén> Cañón – <Leymebamba>

Resumen: Salida 8:15am, hoy nos llovió un poco, pasamos el Cañón y al museo de Leymebamba llegamos a las 12:55pm. Ruta fácil.

esperanzaAtuen

¿Turismo?

chibolo

La esperanza de Atuén

flor

Le llaman flor trompeta

caleros

Pobladores de Atuén piqchando

calero2

Calero

De regreso a Leyme y de allí a Chacha

De regreso en Leyme, una de fresa para celebrar

Gracias a Sinecio Garro ¨Shine¨ por darnos a conocer esta gran ruta. Algún día muchos viajeros la recorrerán y la gente de los pueblos vecinos tendrá ingresos adicionales. Shine ya nos ha adelantado un par de recorridos más complicados que esperamos poder caminar dentro de poco.